Ella

De todas las cosas que veíamos o escuchábamos. De todas las cosas que hablábamos. De todas las cosas que sucedían: una lectura. Empecinaba el flujo de pensamiento hacia lugares clarividentes, manipulaba la sesera intensamente con el fin de difuminar el oscuro del ser humano. Buscaba los porqués y, dentro del cajón cerebral, buscaba el sentido de la vida misma. Sin darme cuenta.

Sigue leyendo

Anuncios

Super-acción en el duelo

En pleno reciclaje de ideas, volví a escuchar la entrevista que concedió Hunter Doherty a un programa de la televisión chilena llamado la belleza de pensar. Probablemente, por el nombre de Hunter Doherty no sepan de quien estoy hablando. De otra manera, si les digo que dicha persona era más conocida como Patch Adams, seguramente les venga a la memoria la fabulosa película de Tom Shadyac, protagonizada por el recientemente fallecido actor Robin Williams.

Sigue leyendo

Sobre la muerte de Don Quijote.

¡Qué disertación quijotesca bienaventurada para empezar el año! ¡Qué manglar de ideas atolondras! ¡Qué maravilla abrir el cajón de la mente y dejar escapar! Aunque solo sea la primera vez de 2015. Ya tenía ganas de volver a estar con vosotros.

Leí por deseo el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha. No entero, por falta de tiempo, pero si uno de los capítulos donde acudo con frecuencia a deleitar la mente. El último, el LXXIV, de cómo don Quijote cayó malo, y del testamento que hizo, y su muerte. ¡Qué maravilla! No hay una sola vez que lo relea en que no disfrute la memoria de aquella primera lectura. Dice así el primer párrafo:

Sigue leyendo

Píldora personal breve

Ya no estáis.

Ya no hay personas mayores a mí alrededor. Volví a quedarme sin abuelas y sin yayos. Volví al oscuro vacío profesional.

No están vuestras manos, ávidas de tocar las mías, esperando el abrazo o el beso oportuno. No dibujo con el dedo índice vuestras permanentes en el aire. No hay piropos. Ni vómitos que acaban en risas repletas de arcadas. No hay paños fríos para la fiebre.

Sigue leyendo

Cine y duelo I: Muerte súbita (21 gramos)

Seguramente muchos conozcan la película 21 gramos. No es mi intención publicitarla, pero si me gustaría contextualizar al lector o lectora. En la película, los protagonistas (Benicio del Toro, Sean Penn y Naomi Watts) entrelazan sus vidas a raíz de una serie de dramáticos acontecimientos. Puestos a “mojarse”, la película es una interesante y magnífica reflexión sobre el amor, la venganza y la redención cristiana de los pecados. Independientemente, quisiera rescatar la escena en la que Naomi Watts recibe la noticia del fallecimiento de su familia en un accidente de tráfico, enfatizando la naturaleza súbita e inesperada del suceso.

Sigue leyendo